11 LOS CARGOS DE 1977 – 1978 (NOSTRA FESTA)

En estos últimos cargos festeros de los cordoneros no se podía producir la excepción y así 1977-78 quedan marcados históricamente por una larga serie de hechos sociales y políticos que van desde las primeras elecciones democráticas, tras un largo paréntesis, a la aprobación de una Constitución. Los cordoneros se vistieron de gala mientras España estrenaba futuro.

Rafael Paya Linares Alférez 1977

Rafael Paya Linares Alférez 1977

Lucas Guerrero Tortosa Capitan 1978

Lucas Guerrero Tortosa Capitan 1978

EI cargo de alférez correspondía a Rafael Paya Linares, luciendo en la Entrada un espléndido traje tocado con unos tones azules y amarillos y portando la tradicional manta cordonera. Desfilo a pie, seguido de una hermosa cabalgadura, actuando como rodella el niño José Talens Fuster.

Y en 1978 es Lucas Guerrero Tortosa, el cordonero más antiguo, quien ostenta el cargo de capitán. Es el año del polémico trasfondo de la «reforma festera», con la «roda» el cambio de itinerario y formación. Un completo equipo profesional de la BBC inglesa están en Alcoy rodando el desfile del capitán cordonero.

Son tres años consecutivos de especial actividad, de intensísima gestión. Comenzaron con el Centenario en 1976 y va no pararon hasta el 78 con el capitán. En una asamblea interna se acuerda por unanimidad proponer a la AsociaciÓn que ese gran cordonero que es Lucas Guerrero, sea nombrado «Fester de Honor» y así se reconoce por la máxima entidad festera. En la asamblea de abril de 1979 se hace constar en acta una dura protesta de un grupo de festeros cordoneros, quienes califican como una «injusticia» la ubicación de sillas para las Entradas que cada año les da la Asociación. En junio del mismo año ha de dimitir el primer tro, José Talens al ser nombrado contador de la Asociación, sustituyéndose en la fila el darrer tro, Remigio Solbes. En agosto los cordoneros van de luto al perder a uno de los hombres mas entrañables de la fila: ‘ José Ferri, el popular « Kikalo».

Con la década de los ochenta llega plenamente la actividad deportiva al seno de les filaes: futbol sala, petanca, caliche … Y recojamos un detalle entrañable en 1981 al ofrecer en su visita al asilo un hermoso televisor a color para los asilados, obsequio de un cordonero anónimo. En el 82, Juan Domínguez, el «sargueret» es motivo de un homenaje al cumplirse 25 años desde que con su vespa subió al Preventorio para ofrecer una especial Gloria festera a los pequeños residentes del caserón de don Cirilo. En el homenaje se le reconoce a este popular cordonero su condición de pionero en la Gloria del Preventorio.

Y la historia de la fila Cordón llega en este relato – con las lagunas inevitables, sin todos los nombres propios que sin duda merecerían estar aquí presentes- a este 1984 de Nostra Festa. Casi dos siglos de historia constreñidos en unas pocas líneas con las que se evidencia esencialmente ese carácter vivo, dinámico, de las generaciones que han mantenido en alto el significado de la familia cordonera.

Deja un comentario